Escucho los mensajes de mi cuerpo. ME ABRO A LA VIDA

Un acercamiento a la obra Louise L. Hay, precursora de la psicología positiva y el coaching personal

nuevas puertas

En mi vida y en este mundo cambiante, elijo ser flexible cuando es necesario. me dispongo a cuestionar y cambiar actitudes y creencias para mejorar la calidad de mi vida, mi relación conmigo mism@ y con los demás. Mi cuerpo se comunica conmigo y ahora escucho sus mensajes, me abro para comprenderlos. Presto atención y hago los cambios necesarios en mi alimentación, hábitos cotidianos, ejercicio y descanso. Doy a mi cuerpo lo que necesita en todos los niveles para tener una salud óptima. Cuido con amor mi cuerpo, consciente de que a tráves suyo me llega la información que me guía hacia mi bienestar y plenitud.        Louise L. Hay

Hoy día sabemos hasta qué punto afectan nuestras emociones a nuestro cuerpo, a nuestra salud y energía vital. Sabemos que las emociones y sentimientos, positivos y negativos, afectan al organismo de formas específicas. Desde hace años los científicos han investigado la relación mente-emociones-cuerpo en su afán por comprender las causas de la enfermedad y en la actualidad cada vez hay más médicos que trabajan con un abordaje integrador y una mirada holística, en la que el ser humano es visto como una inter-relación entre cuerpo-emociones-mente y espíritu, en una singular danza, vital y misteriosa.

Louise L. Hay nos recuerda en su modelo de transformación personal SANA TU VIDA la importancia de estar en contacto con nuestro cuerpo, de escuchar los mensajes que nos envía: síntomas, tensiones, dolores, molestias,… toda la valiosa información que genera nuestro cuerpo y que, tan a menudo, silenciamos antes de prestarle atención. Parece que hay que acallar sus mensajes con medicamentos, como si no tuviera sentido poner atención y tomarnos un tiempo para indagar qué puede estar causando esa tensión, malestar o dolor.

Nuestro cuerpo y el mundo físico, la tierra, tienen una gran necesidad de curación. sabemos que se contamina el aire, se envenena a los peces y otros animales con productos químicos; muchas zonas de la tierra se ven despojadas de su vegetación; aun creamos guerras y nos dañamos mutuamente. Llenamos nuestro cuerpo de comida sintética y lo maltratamos con tabaco, alcohol y otras drogas. En nuestro mundo occidental vivimos la enfermedad del consumismo que nos mueve a vivir para trabajar en lugar de trabajar para vivir, y a consumir incesantemente todo tipo de productos y servicios. ¿Tiene sentido pensar que nuestra sociedad está enferma? Creo que sí. En mi opinión nuestra sociedad y nuestra vida está enferma, tan enferma como desconectados estamos de nuestro corazón, de nuestra capacidad para amarnos y amar.

¿Cómo podemos escuchar y amar a nuestro cuerpo para promover el proceso de curación física y emocional?

sueños y realidadLa relajación y la meditación son esenciales para el proceso curativo, si estamos tensos y asustados es difícil dejar que fluyan las energías curativas dentro de nosotros. A lo largo del día, podemos cerrar los ojos unos momentos y respirar hondo unas dos o tres veces, dejando que con el aliento se vaya cualquier tensión o molestia. Llevamos la atención a la respiración y nos permitimos sentir como entra y sale el aire, con cada respiración relajamos las partes del cuerpo que están tensas, abriéndonos a sentir, a notar la energía de la vida fluyendo en nuestro cuerpo. Dejamos que los pensamientos pasen, volviendo, cada vez que nos distraemos, a unirnos amorosamente a la respiración.

La respiración consciente es profundamente sanadora y curativa, nos abre corporalmente a la vida, des-haciendo y disolviendo la coraza de miedo-protección que hemos “armado” incoscientemente para intentar protegernos del dolor. Te propongo que, ante una situación que te asusta, ante cualquier dolor, respires y abras suavemente la zona del pecho y del vientre, dejando que la “vida te viva”.

Respirar conscientemente las situaciones de nuestra vida nos fortalece y nos sana. Nuestro maravilloso cuerpo está preparado para sostener y contener todo lo que somos, está diseñado para recuperar el equilibrio y la salud si nos abrimos a escucharle, cuidarle y atendemos sus mensajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s