AMA A TU NIÑO INTERIOR

El pequeño que hay dentro de ti está dolido y asustado, así que ayúdalo y acompáñalo en cada paso que des ahora en adelante

Nos hemos pasado mucho tiempo sin hacerle caso a ese niño que llevamos en nuestro interior, a ese niño que necesita tu amor y tu aprobación. Así que a estas alturas de la vida, ahora mismo, es necesario que empecemos a ser íntegros y aceptar cada parte nuestra, esa parte que se divertía, se asustaba, la que era estúpida y boba, la que llevaba la cara sucia y le decían que niña más sucia, que mal criada, y todas y cada una de nuestras partes.

Al rededor de los 5 años, nos desconectamos, nos cerramos, cerramos todas las puertas con todo tipo de cerrojos, para que no entre y ni salga nada, es como nos protegemos nosotros solos. Tomamos esa decisión porque pensamos que algo no funciona bien en nosotros y ya no queremos tener nada que ver con ese niño o niña que somos. también llevamos a nuestros padres dentro, tenemos en nuestro interior al niño y sus padres, la mayor parte del tiempo el padre o la madre riñendo al niño, casi sin parar.

Si prestas atención a tu dialogo interno, podrías oír el sermón, podrías escuchar como papá o mamá le dice al niño que está haciendo algo mal o que no sirve para nada, que nada lo hace bien. Lógicamente, entonces empezamos una guerra con nosotros mismos, empezamos a criticarnos de la misma forma en la que éramos criticados, diciéndonos eres estúpido, no sirves para nada, otra vez la has fastidiado, y este dialogo, se convierte en costumbre, lo hacemos sin darnos cuenta, en modo automático. O puede que no te prestasen atención, que no encontrases ese apoyo, que te sintieses abandonado, perdido sin saber que hacías en esta vida, perdido, sin tener ninguna referencia para dar pasos en tu crecimiento, siempre encontrando fuera esas referencias.

Cuando nos hacemos adultos, la mayoría de nosotros no hacemos el menor caso de nuestro niño interior, nos criticamos, igual como nos criticaban  a nosotros, seguimos con esa pauta, una y otra y otra vez. llevamos esa cintas grabadas, de más de 25000 horas de grabación, dentro nuestro cuando llegamos adultos, con la voz de nuestro padres. ¿Cuántas horas grabadas de esas cintas crees que te dicen; que eres un ser maravilloso, que te aman, y que eres inteligente y brillante, o que eres capaz de ser lo que deseas ser y que cuando seas mayor serás una gran persona? Cuantas horas de esas cintas te dicen NO, NO, NO,…  en todas sus formas. No es nada extraño que nos pasemos el día diciendo NO y debería, lo que hacemos no es otra cosa que imitar a esas viejas cintas. Sin embargo, son solamente cintas, no la realidad de nuestro Ser, no son la verdad de nuestra existencia, son grabaciones que lleva uno dentro y se pueden muy bien borrar o volver a grabar.

Cada vez que te dices que estas asustado, comprende que es tu niño interior el que está asustado, el adulto en realidad no tiene miedo, sin embargo el adulto no está ahí para confrontar al niño. El adulto y el niño interior necesitan entablar la amistad, hablar el uno al otro de todo lo que haces, parece algo tonto, pero da resultado, compruébalo. Hazle saber a tu niño que pase lo que pase nunca le vas a volver a darle la espalda, ni abandonarle, siempre estarás ahí para acompañarle y amarle.

Por ejemplo, cuando eras pequeño si te mordió un perro o simplemente te asusto cuando se acercó donde ti bruscamente, tu niño interior tendrá miedo a los perros, aunque tú seas un adulto grande y corpulento, es posible que veas un perro pequeño en la calle y tu niño interior se se asuste; ¡Un perro, me va a hacer daño! así que esta es una fantástica oportunidad para que tu padre interior le diga al niño; no pasa nada, ahora yo soy adulto, yo cuidaré de ti, no dejaré que el perro te haga daño. ya no tienes porque tenerle miedo, de esa forma empezarás a hacer las paces con tu niño interior.

He descubierto que el trabajo con el niño interior es sumamente útil para sanar las heridas del pasado, de perdonar a tus padres, a tu adulto y amarle a tu niño interior incondicionalmente. Si en tu infancia sentiste mucho miedo, te has sentido abandonado por tu padre o madre o ambos, con falta de afecto o has sentido mucha angustia ahora te castigas mentalmente, continuas tratando a tu niño interior de la misma forma que te has sentido en tu infancia, sin ser consciente te castigas de la misma forma. Sin embargo, él no tiene ningún otro sitio donde ir, es necesario que superes las limitaciones de tus padres, necesitas comunicarte con el pequeño que se siente perdido, tu niño interior necesita saber que tu lo amas.

 

AHORA TE PIDO QUE TE TOMES UN MOMENTO:

Ahora cierra los ojos e imagínate que tienes a ese niño en frente de ti, visualízate como ese niño de 3, 5, 8, 10,… años que fuiste, y si prefieres coge una foto para visualizarte. Una vez que tengas en frente a tu niño respira profúndamente y dile mirándole a los ojos:

Te quiero, ______ (tu nombre), te quiero, te quiero de verdad, me importas, perdóname por haberte abandonado por tanto tiempo, por no haberte hecho caso, por haberte juzgado, por criticarte, por haberte herido, por haber tomado acciones dañinas para mi alma y mi cuerpo. Pero, te amo, no te voy a tratarte como fuiste tratado en la infancia, porque los perdono, perdono mi pasado, perdono a mis padres. A partir de ahora, decido amarte completamente, a mimarte, a consentirte, a apoyarte, a ser compasivo contigo, porque te amo. De ahora en adelante te escucharé y te protegeré a cada paso que de. TE QUIERO, ME IMPORTAS, TE AMO DE VERDAD.

UNA VEZ QUE TERMINES TE PIDO QUE TE DES UN ABRAZO, UN ABRAZO MUY FUERTE.

Te has comunicado con tu niño interior, haz este ejercicio cada vez que sientas ese miedo, que te sientas mal. Consuela a ese niño, mímalo, no te olvides de él, porque él jamás se a olvidado de ti.

 

Cuando empieces a hacer las paces con tu niño interior, tu vida cambiará porque estás sanado heridas profundas del pasado, estas sanando tu alma, estas sanado memorias antiguas, memorias de tus ancestros. con eso abres nuevas puertas a tu vida, así que proponte a amarte y a respetarte en cada minuto de tu vida de ahora en adelante.

A mi hacer este ejercicio, tomarme mi tiempo para entablar un conversación con mi niña interior me a ayudado a sanar mi sentimiento de abandono, que lo he tenido escondido, tapado herméticamente, desde los 4 años, cuando mi padre y mi madre se separaron, mi padre no podía ni con su alma y mi madre no podía llevar adelante la vida de 4 hij@s, la suya y la de mi padre. Ella cogió una decisión dura de coger y de llevarlo adelante, pero pudo con ello, pudo sacarse las castañas por cualquier esquina para que no nos faltase nada. Pero yo era una cría y no entendía como lo entiendo ahora, me enfade con mi ama (madre en vasco) porque yo quería estar con mi aita (padre en vasco), quería la protección de un padre, pero él no podía dármelo. Y es esa sensación de abandono que he tenido año tras año enquistado en mi, ese sentimiento grabado en mi que siempre me ha frenado para tener relaciones con los hombres, y mira que lo he trabajado con varias herramientas como con las constelaciones familiares, el ho´oponopono, con el EFT (Liberación del Estrés Emocional),… pero no he tenido esta sensación de amor, protección, de afecto hacia esa niña feliz, auténtica, natural, risueña, triste, bloqueada, asustada por cambios de vivienda, callada, observadora,….como la que he tenido al ponerme frente a ella. No quiero decir que las otras maneras no me hayan funcionado para mi sanación, han funcionado para abrirme camino a esa sanación, que crees que ya está limpia ese aspecto tuyo, pero no ahí sigue y es normal porque son años vividos con ese quiste interno que cada día se a ido endureciendo más y más. Este método de sanación de tu niño interior, como otros métodos, y que mejor que poner en practica varias maneras que te resuenen en cada momento, te  lleva al mismo lugar que todas, a LA SANACIÓN DEL ALMA.

El AMOR es la mejor GOMA DE BORRAR que conozco, el amor, borra hasta los recuerdos más dolorosos y profundos, porque penetra más al fondo que ninguna otra cosa. Si tus imágenes mentales del pasado son muy fuertes y te pasas la vida afirmando; todo es culpa de ellos o todo a pasado por mi culpa, te quedarás estancada. Así que haz las paces con ese ser interno que tienes dentro, míralo a los ojos, ÁMALO, ÁMATE, PARA QUE POR FIN PUEDAS SER FELIZ.

 

Una parte del escrito es cogido de una grabación de Luise Hay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s