YO SOY LA GUIONISTA DE MI OBRA

Estoy convencida de que nuestras emociones y nuestro cuerpo saben guiarnos mejor que nuestra mente.

Este verano está siendo, para mí, un sin fin de marejadas emocionales, hay días que me siento feliz viendo mi progreso de vida, cómo me estoy transformando en mi mejor versión con cada paso que estoy dando, con cada decisión que tomo con Fe de que estoy construyendo esa mujer auténtica que vive la vida con su resplandor, alegría, belleza. Pero llegan días sueltos, cada vez con menos frecuencia, pero llegan, como contraste para seguir mejorando mi construcción, que me hacen sentirme perdida, sin rumbo, con miedo de si haber la decisión que he tomado a sido la adecuada, haber si he acertado en ese acto que he realizado para llegar a construir mi vida que mi alma me está venga a decir que lo conseguiré, que siga así dando pasos de inspiración, que me hacen sentirme liberada con solo pensar en que he dado ese paso. Mi intuición, esa vocecita interior del alma me dice; tú sabes que tu propósito de vida no se encuentra aquí, sabes que está en otro dirección, este ya te a dado la lección que necesitabas aprender, tu sígueme a mí, a esas ideas, inspiraciones que te dicen muévete hacia aquí, actúa y verás como te sentirás cada vez más cerca, más libre.

“Tu trabajo va a llenar una gran parte de tu vida y la única forma de sentirte realmente satisfecho es hacer lo que consideres como un gran trabajo. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. No te conformes. Como sucede con todos los asuntos del corazón, sabrás cuando lo encuentres; y como en cualquier gran relación, se pone mejor y mejor con los años. Así que sigue buscando y no te conformes.” Steve Jobs

Hay pasos que me cuesta dar, otros saltos las doy sin darle tantas vueltas, pero hay saltos como cambiar mi rumbo de vida, después de acomodarme a ese lugar, a esa gente, a ese estilo de vida, me cuesta dar, porque le doy mucha fuerza a las excusas, a los miedos de que pasará, a ese guía que es mi mente, que solamente piensa en protegerme en mi comodidad, en sobrevivir, aún no sentirme bien en lo que hago, aunque sepa que hay otro estilo de vida que me hace sacar mi sonrisa, él siempre esta ahí llamando la atención, con sus “peros”.  Pero, ¿de qué voy a vivir?, ¿qué voy a hacer?, ¿si no consigo realizar esa idea que tengo?, etc, etc, etc… Sin embargo, el solo hecho de pensar en renunciar a esos peros me hace sonreír. Y ¿qué puede ser mejor que aventurarse por el camino que te saca una sonrisa?
Cada vez me siento más capacitada en dar esos saltos que me llegan en los momentos que ya siento en mí que es hora de cambiar de rumbo, los doy con más certeza por esos recuerdos que me llegan de situaciones que decidí saltar al vacío con Fe, se que lo que me viene por tomar esa decisión me va a acercar a mi sueño, al sueño de mi niña interior, a ese propósito de vida que se va aclarando por cada paso grande que doy. Sientes como el Universo obra para ti, co-creando contigo, para que sigas en movimiento, para que no te quedes estancada en tu zona de confort y sigas dando esos salto que a tu ser aventurera le hace sentirse viva, disfrutando de este viaje que es la vida. La vida me ha ido guiando, ha ido poniendo en mi vida las oportunidades y las personas que necesito y también sacando a aquellas que ya no están en mi vibración.

La elaboración del duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida de lo que no está, valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que comporta su ausencia

Esta semana a sido para mi un recuerdo re-vivido por su similitud en el oleaje de emociones que he vivido, que va llegando a su calma el mar, pero todavía siguen esas marejadillas presentes. Han vuelto esas emociones de cuando salí del hospital hace 6 años, después de pasar un mes y medio reconstruyendome, me siento con la similitud de volver a empezar de cero, ahora no es por mi accidente de bici que tuve hace 6 años, ahora es por decidir terminar con mi manera cómoda de ingresos que tengo sin tener ninguna manera de conseguir ingresos fijos. Me viene el recuerdo como al salir del hospital tenía que volver a empezar de cero a construir mi vida, mi salud, mis relaciones, mi trabajo (que donde trabajaba entonces, en un herbolario, decidió no renovarme por no estar capacitada para hablar en público con soltura, en consecuencia del accidente craneal que tuve, de esto hablaré en otra entrada), ahora la salud la tengo muy bien, llena de energía y vitalidad, pero los otros dos pilares de mi vida las estoy re-creando porque no me hacen sentirme en mi camino, haciendo lo que amo, me frenan para seguir progresando con felicidad. Es como que se repiten de nuevo situaciones parecidas, pero esta vez las vivo con más conciencia porque los años me han enseñado a cambiar mi enfoque, ahora las vivo como una observadora y como la protagonista a la vez, como un espectador que va escribiendo el guión para las siguientes escenas que quiero vivir, experimentar, con un objetivo claro, que me ayuden a desarrollarme como persona, a vivir esta obra disfrutando con el papel que represento. La guionista, que SOY YO, cada vez las hace con escenas más divertidas, donde se rie, donde juega junto con el creador y su magia, con la ley de la atracción, abriendo el abanico de todas las posibilidades.

Te prometo que por más pánico que dé al inicio, realmente la magia solo ocurre fuera de la zona de confort. Salta al vacío y confía en que la vida te va a sostener y guiar. Lo hizo conmigo y lo hará contigo. Tu vida te ama.

Por eso no le doy esa excesiva importancia a los momentos dolorosos, porque se que yo soy responsable del guión que he escrito, si no me gusta la experiencia que vivo, he aprendido a cambiar mi guión, con escenas, personas, objetos, lugares que me hagan sentirme bien con mi creación.

La vida es un proceso de cambio constante, los cambios son una evolución natural y necesaria para el ser humano, y para evolucionar tenemos que pagar un precio, el precio de saltar al vacío, a veces puede parecer que sea muy caro el precio a pagar para llegar a este punto de conciencia, de vivir tu vida con felicidad, a tu gusto , pero como dice este dicho: Dios le da las peores batallas a sus mejores guerreros. Mi guerrera no se rinde así por así, sigue explorando sin parar, porque sabe con certeza que hay maneras de llegar donde quiere llegar, y sigue las pistas que le va dando la vida, sigue su GPS que le guía por el camino más adecuado para llegar a ese lugar donde siente que será un gran logro para su evolución y la de su entorno, que le ayudará a dar otro salto más grande en su progreso de vida, esa brújula que le guía son sus emociones, que le van encaminando a mejorar, por cada paso que da, esa obra maestra que empezó a crear cuando decidió vivir esta experiencia física.

El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s